Camisas de las muchachas

09-abr-2017 - Camisas de las muchachas de la Escuela de Encaje Blusas Para Niñas 15 T Blanco Base Camisa de Manga Larga Niña Prendas de Vestir Exteriores De Algodón Adolescente Niños prendas de vestir exteriores Encontrar la mejor selección la moda camisa de las muchachas la camiseta superior discount en lotes a granel aquí en es.dhgate.com. Buscar productos baratos y de buena calidad en cientos de categorías de venta al por mayor directamente desde China. 19-abr-2018 - Cheap Muchachas del verano del bebé camisa de tela escocesa de las muchachas blusa tapas del algodón del bebé camisas de los niños del bebé muchachas de las camisas blusas 2017 nueva llegada de la gota gratis, Compro Calidad Blusas y Camisas directamente de los surtidores de China: Muchachas del verano del bebé camisa de tela escocesa de las muchachas blusa tapas del ... Collar de las mujeres del hombro del diseño de la camiseta de manga corta oblicua atractiva de la blusa del suéter superior verano de las muchachas largo ocasional Tees Impreso T-corto Tops D52513 Buscar Similar . US $14.57 / Pieza; US $28.55 / Pieza; Envio Gratis; Proveedores: sweet_products (95.2%) Proveedores superiores; Aiadir al carrito Chat Mar 2, 2018 - Explore Madre y niños's board 'Ropa de las muchachas' on Pinterest. See more ideas about Girl outfits, Kids outfits, Princess flower girl dresses. Compra online camisetas originales del tema Piggy Hechas y vendidas por artistas Para hombre y mujer Frikis, graciosas, retro y más. Con un pantalón de este estilo, unas botas de combate y un crop top lucirás rebelde y a la moda. Las sombreros y beanies son el accesorio perfecto cuando no te da tiempo de arreglar tu cabello . Luce tus short con un crop top para atraer todas las miradas. Los tenis además de cómodos te harán lucir super cool Marca de diseño para hombre de moda camisetas de manga corta camiseta de las muchachas camisas Tiger Letras verano de las mujeres camisetas de calidad superior Negro C1UYTR 2031707V . Proveedores: dazoo. Desde US $49.93 / Pieza. Envío gratuito. 5 Órdenes 5.0 ... Mar 2, 2018 - Explore Madre y niños's board 'Ropa de las muchachas' on Pinterest. See more ideas about Girl outfits, Kids outfits, Girls winter coats. Fábrica de Las muchachas ponen en cortocircuito las camisas en China. Fuente de fábricas certificadas de Las muchachas ponen en cortocircuito las camisas. Seleccione los productos de 9.759 Las muchachas ponen en cortocircuito las camisas de los fabricantes, de los proveedores, de los mayoristas y de

Es una ficción (Repost corregido para lectura en celular)

2019.10.09 06:02 Davidemagx Es una ficción (Repost corregido para lectura en celular)

Alejandro era un hombre casado
galán, buen mozo, inseguro
arriba en la escala social vivía con ella, su mujer,
a quien de oros bañaba y de afectos faltaba, con ella convivía
no la amaba por la noche y se notaba
después de mucho tiempo de pelearla
que ninguna promesa pasa el día.

Una noche de banderas blancas se subieron en el coche,
terminaron en un pub
en la barra el apoyado con la mujer entre los brazos,
miraba la multitud de caras entre flashes y neones
cuando la vio pasar, con el cielo en la mirada
y ella le devolvió la vista y la sonrisa
disimulado la siguió con los ojos hasta los baños
se excuso de la legal y se abrió paso a los trancazos

Entre codos y apretones llegó hasta la puerta
la espero ansioso con cada puerta abierta
finalmente la muchacha, hermosa y proporcionada
lo encontró allí parado como un blanco caballero
se comieron con la vista a simple encuentro
unas palabras de primera vez, "Ale"
"Victoria" dijo ella hundiéndose en un beso
y la mujer esperaba mientras, confiada y ya sin ánimos para reyerta

Los encontrados se dieron cita en la pantalla móvil
y se alejó el esposo con nueva alegría en el pecho
la trampa en la solapa y el pantalón sintiéndose estrecho
a encontrar a la mujer primera, a la legal
que no increpó la ausencia excusada en estar tranquila
"te saliste con la tuya" se dijo el esposo
después de un rato a casa ella quería sexo,
él se durmió como un oso

La mañana trajo un "buen día" de la divina
un regalo para el cansado, agua para el sediento
y cuidando de no despertar a la de la alianza
se deslizó fuera de cama y al baño
para devolver el mensaje a la paloma
Media hora y jugueteo, volaron textos y un video
tenía que verla pronto y se dieron lugar y fecha
"Esta noche 10:30" acordaban ellos soplar al viento

Pendiente estuvo de cada mensaje y cada hora
la legal lanzaba ostias que el no devolvía, lo agotaba, lo pudría,
"seguro tenes a otra" le decía
"¿qué decís? ¡enferma!" contestaba como escudado
"atendeme un poco, mirame, desgraciado"
"así como estás de loca no me tienta"
la pelea siguió por unas horas
"te vas a la mierda, loca" y coordinando con la fechoría a las 10 salía

La levantó en una vereda entre Salta y Buenos Aires
charla breve, charla necia, unas birras
en un bar el juego de lo nuevo, el gusto a no se debe
ella menor, de 17, el ya con 35
"Que linda parejita" comentó una vieja ingenua
y se hicieron los bonitos con todo y sonrojarse
para luego levantarse e irse a morir a un telo
el sexo fue divino, revolvieron hasta el suelo

En la cucharita los dos melosos
la nena jugaba con el pelo
y el le hablaba de la otra, la malvada
la bruja de la alianza y el recelo
del cansancio y de sentirse vivo en mucho tiempo
"No se que hiciste pero me gusta" dijo el blanco caballero
"a mi también me gusta" dijo la nena antes de un beso
y se enlazaron de nuevo hasta llegada la alborada

Pasaron los meses, la mujer era una fiera
él se atrincheraba o la ignoraba y guardaba su secreto,
su remedio ante aquel mal
su dama tras la cortina, la que ahora todo era
repitieron los encuentros, los hoteles y promesas
mal decía él a la bruja de la sortija
y ella lo envolvía con perfumes en los labios
no era hechicería, eran los años

Una noche más de hacerla suya
dejó en su vientre la semilla
la damita que lo amaba quería darle todo
y él parecía dispuesto de cualquier modo
se amaron otro rato con el cuerpo y las palabras
se dejaron como siempre, a las 7
"Te amo" decía ella
"Te amo" él le devolvía y se alejaba.

Una semana y Andrés que no llegaba
Victoria no dijo nada y marchó a la farmacia amiga
donde una mujer de bata rezaba "¿Que buscas?"
"Un test de embarazo" le pedía
y la mujer tomaba del estante una caja rosada mirando sin prejuicio,
"pasá por caja"
Victoria sonriendo para esconder los nervios
pagó en efectivo

"Positivo" decía el test
Victoria sintió su mundo darse vuelta
y vio la luz al final del túnel
así su amado estaría con ella
le escribió emocionada para darle la noticia
hubo un visto sin respuesta
las horas que pasaron angustiantes
y un mensaje, uno sólo "¿quién sos?"

La malvada ahora gritaba con fuerza redoblada
Alejandro la miraba mudo, ¿cómo pudo descuidarse?
le gritó "loca enferma" en su afán de victimizarse
y salió de la casa para no aguantarla
"Paso a buscarte donde siempre, soy yo"
avisó a la nena que preocupada respondió "¿estás bien amor?"
"hablamos luego", salió a toda marcha
a buscar la divina, su cura, su remedio

En el mismo primer telo después de haber cogido
se sentaron al debate los amantes
"Dame tiempo, te lo pido" dijo él casi atrevido
"Te amo, por supuesto, te quiero yo conmigo"
dijo ella tomándole la mano
y llevándola a su ombligo
pero el se mostró algo frío
puso al tiempo por excusa y la despachó con prontitud

Volvió a la casa de la guerra
y la malvada lo recibía con los bolsos preparados
"Me voy y quiero divorcio, quiero sangre, quiero todo" dijo
y Alejandro contemplaba sus males
discutieron y al final del griterío se encontraron como nunca
o quizás fue conveniente, la mitad perder es mucho
"Ella o yo" dijo la esposa
"Vos" aseguró el marido

"Te pido que ya no jodas, ese hijo no es mío ni lo quiero"
El blanco caballero se convirtió en zorro austero
"¿Yo te amo y me haces esto?"
"Es tu culpa por estar con alguien casado" dijo el monstruo
La bloqueó y se dio por desvanecido
Victoria quedó llorando la traición
con las manos en el vientre
y el llanto desgarrando el corazón

Mamá y papá supieron tras haberles confesado
a su rabia sumó reprobación
"Sos muy chica para ser madre"
y un tiempo luego la llevaron a un doctor
de moral y reputación manchadas
de matrícula revocada
en un caserón apartado a escondidas de los indiscretos
para no verse en la vecinada y la difusión

"Todo va a estar bien, nena" oró el carnicero
con chaqueta blanca y camisa negra
la acostó en una pieza que olía a muerte
y le puso un suero con algún mejunje
la dejó por varias horas sin mirarla
mientras los padres le recalcaban la vergüenza
con miradas reprobatorias y palabras aplastantes
Victoria sentía la vida escaparse

Sentada en el inodoro de ese lugar macabro
dejó casi su vida con la sangre
y así le dio de alta, cual jabalí atravesado por lanza
"Llevenla al hospital para que no muera" dijo el insensible,
"pero antes paguen que esto es mi negocio"
quiso insultarlo la madre pero bien sabia ella
que no escapaba de también
ser deplorable en esa tranza

Victoria ya estuvo en casa
Alejandro ni enterado
"Te amo todavía, es por vos que hago ésto. Adiós"
leía en el mensaje de texto
y se colgó del techo sofocada por la depresión
la encontró su padre y perdió la cordura
a los dos los sumió la culpa
y quisieron su justicia

"Ella estaría acá si no fuese por ese canalla"
gritaba el padre en la comisaría
la policía se hizo presente
y la mujer atendía histérica
llorando y arrancándose los pelos
Alejandro estaba en el sillón con la cara explotada
a sus pies como a un metro el arma asesina
"Fue suicidio" dijo la viuda

La causa leyó "suicidios"...

Los personajes y hechos relatados aquí no son reales
cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia
ustedes saben, no hace falta que les aclare
es otra de esas que no son verdad
una historia fabulada
es sólo ficción.

Fin.
submitted by Davidemagx to argentina [link] [comments]


2018.12.11 13:51 marvarlife Nermecio Enamorado

La Tita ya andaba bien linda; tan linda que todos los fulanos de los cantones cercanos andaban enamorados de la rechula muchacha. Recien haibia cumplido dieciséis años y yo, yo la amaba desde que éramos morros. Su tata Don Chico se remiraba en suhija linda y quería casarla con el mejor partido posible, deciya él, “pues mi Tita no jue hecha pal campo sino pa un mundo más mejor”. Yo, yo no tenía niun chance pues apenas podía yo tener pa mi segunda mudada y pa un sólo par de caites; el trabajo de limpia de milpas y de sandiyales no mi alcanzaba pa nada.
Don Chico mi daba trabajo en su milpa también y sempre me deciya "seguí trabajando así Nermecio y un diya vas tener pa comprarte tu terrenito propio y hacer tu propia milpa, vas ver". Y yo le creiba todo y tenía ya bien projunda l'esperanza quiun diya yo podría tener mi tierrita, mi caballo y mi mujer…y mi mujer seriya, Dios lo quera, pediya yo, La Tita; pues ella era lúnica muchacha que yo podía querer en este mundo. Y es que yo estaba loco de querela y la miraba siempre que podiya allá en su casa; y su tata nos miraba platicar pero nunca supo del querer que yo tenía de su Tita. Que chula mi Tita deciya yo para mi mesmo, sin demostrale nada, sin decirle nada.
Y es que yo empecé a sentir raro y hasta feyo cuando ella cumplió catorce años; y me recuerdo bien aquel diya de verano cuando al pasar por la vereda, ella venía de la escuela, yo estaba en la milpa de su tata con mi machete y sudando a chorros en la limpia del monte malo. Jasta ese diya sempre la haibia yo visto como mi amiga, sin malicia ni querencias. Pero ese diya, la Tita me silbó y me dijo "hola Nermecio, vamos y acompañame a la casa y me ayudas con estos libros que pesan mucho", y yo me acerqué a ella y ella se me hizo muy bella; allí con su camisa blanca y su falda de paletones color caquis y por primera vez la vi diuna manera diferente.
Ella estaba allí, bien re-chula, chelita y chapuda por el calor del sol del mediodíya, sudando y con la blusa blanca pegadita, y por primera vez sentí un estremecimiento extraño al notar lo que antes yo no haibia nunca notado: su lindo cuerpo, su mirada rechula de sus ojos zarcos y su sonrisa preciosa de dulce inocencia. Y la acompañé a su casa llevando sus libros, pero yo iba muy callado y ella me dijo, riéndose con su sonrisa de ángel "que te pasa Nermecio, te comió la lengua la lora?"
Y allí comenzó mi mal de amores. Y ya nunca más tuve sosiego y la quise así en silencio pues la Tita sólo me miraba como su amigo y yo me sentiya cobarde y triste, íngrimo y amelarchado de tanto querela. Y nunca tuve valor de decirle cuanto yo la queriya. Y cada vez que estaba cerca d'ella las manos me sudaban, las patas me temblaban y el corazón me golpiaba el pecho y sonaba como caballo desbocado y yo, yo me quedaba callado y bruto. Y la Tita me deciya, sempre riéndose, con su bella sonrisa y su carita de ángel, "que te pasa Nermecio, te comió la lengua la lora?!
Y su tata Don Chico comenzó a recibir fulanos y menganos que veniyan de todas partes a pedir la mano de mi Tita en casamiento. Y llegaban en grandes caballos unos, en burros otros, bien vestidos unos, en zarapes otros; y todos, todos eran, a Dios yo agradeciya, rechazados pues, al gusto de Don Chico, ninguno era suficientemente gueno pa ella; pues su Tita, su preciosa niña debiya casarse con un hombre rico y de muy buen porte que le diera buena vida o no se casariya con naiden!.
Y yo, cada vez que se sabiya de alguien que a pedir la mano de mi Tita veniya; yo por ser amigo de la casa, haciéndome el baboso me acercaba, rezando al niño de Atocha para que no hubiera acectacion en ese diya. Y yo seguiya trabajando de sol a sol, ahorrando lo que podiya, esperanzado y esperando que naiden se llevara a mi Tita adorada. Y de tanto limpiar milpas y sandiyales yo eché brazos de hierro y m'hice juerte y buen mozo, y tan jeurte era yo que no haibia naiden que me ganara en hacer juerzas de mano y menos en la jornaleada.
Por las noches, pa calmar mi mal de amores, miba yo pal riyo y tocaba mi guitarra y cantaba con el alma canciones de trovadores. Los cayos de mis duras manos jornaleras me ayudaban pa tocar más limpio las cuerdas de mi guitarra triste. Y cantaba los versos bonitos sin poder yo terminarlos pues en alguna parte de los más tristes versos, la garganta se me trancaba y las lágrimas de mi amor no declarado saliyan rodando por mis sudorosos cachetes. Y cantaba a la oriya del riyo con cantos de cantores bohemios y descorazonados, de canciones como aquella "me cayi de la nube quiandaba, como a veintemil metros de altura, por poquito que perdo la vida..." o como aquella "De que manera te olvido, de que manera yo entierro…" y allí entre mi guitarra y mis guacales de chicha que me vendiya la nina Chona terminaba yo gritando al cielo en las negras noches de mi desesperanza:
Decime Diosito porque nací pobre? Decime Diosito porqué no me querés? Decime Diosito porqué no hay esperanza? Decime Diosito quiago con mis penas? Porque hay hombres ricos que lo tienen todo? Porque yo no puedo salir desta vida? Yo no te reniego por tener trabajo, yo no te reniego por ganar tan poco pero; decime Diosito porque nací pobre?
Y el cielo no me respondiya, y Diosito no me respondiya. Pero quien era yo para pedir al cielo y a Dios explicaciones? Quien era yo sino una generación más de jornaleros pobres, sin tierras y sin pisto como lo habían sido mis padres, mis abuelos y mis bisabuelos y mis tatarabuelos…yo no podía pedir si yo, yo no soy naiden y los naidens desta tierra sempre serán los naidens porque no existe los cuentos de adas en las vidas de los sin nada, de los sin tierra, de los Don Naiden…
Y la Tita se jue con un hombre bonito, el que se la llevó en un carro grandote; pero antes de ella irse me llamó una tarde, y me dijo nerviosa y casi al borde del llanto "Nermecio porque nunca me hablaste de tu amor, sabes que yo te quiero, que siempre te he querido? Y me agarró la mano y lloramos de amores, ella me dio un beso y yo no dije nada; y yo me quedé allí sin decir palabra alguna; la Tita se me jue porque no tengo nada, ella no mereciya mi vida de pobrezas; Diosito respondeme, porque naci yo pobre?...
La pobreza no mata, mata la desesperanza; la pobreza no mata, mata el dolor del hastío. La Tita regresó y regresa cada primero de Noviembre y me trae las flores más bellas de su pueblo; es día de camposanto; y riéndo como siempre con su sonrisa de ángel, mientras lágrimas tristes recorren sus mejillas, me dice, me pregunta: “que te pasa Nermecio, te comió la lengua la lora?”…
submitted by marvarlife to mexico [link] [comments]


2016.07.17 08:28 EnciclopedistadeTlon Domingo de lectura 8: fábula gauchesca, naciones y nacionalismo, una estampa de palabras y el sonriente funebrero

La idea es que cada domingo elijamos al azar textos del documento online en el que cargo las sugerencias de todos
Los textos de este domingo: Tirada de números.
1) Ficción breve: "El herrero Miseria" de Ricardo Güiraldes.
*
2) No-ficción breve: Introducción de Naciones y nacionalismo desde 1780 de Eric Hobsbawm (páginas 5-17).
*
3) Microrrelato: "Aguafuerte" de Rubén Darío.
De una casa cercana salía un ruido metálico y acompasado. En un recinto estrecho, entre paredes llenas de hollín, negras, muy negras, trabajaban unos hombres en la forja. Uno movía el fuelle que resoplaba, haciendo crepitar el carbón, lanzando torbellinos de chispas y llamas como lenguas pálidas, áureas, azulejas, resplandecientes. Al brillo del fuego en que se enrojecían largas barras de hierro, se miraban los rostros de los obreros con un reflejo trémulo. Tres yunques ensamblados en toscas armazones resistían el batir de los machos que aplastaban el metal candente, haciendo saltar una lluvia enrojecida. Los forjadores vestían camisas de lana de cuellos abiertos y largos delantales de cuero. Acanzábaseles a ver el pescuezo gordo y el principio del pecho velludo, y salían de las mangas holgadas los brazos gigantescos, donde, como en los de Anteo, parecían los músculos redondas piedras de las que deslavan y pulen los torrentes. En aquella negrura de caverna, al resplandor de las llamaradas, tenían tallas de cíclopes. A un lado, una ventanilla dejaba pasar apenas un haz de rayos de sol. A la entrada de la forja, como en un marco oscuro, una muchacha blanca comía uvas. Y sobre aquel fondo de hollín y de carbón, sus hombros delicados y tersos que estaban desnudos hacían resaltar su bello color de lis, con un casi imperceptible tono dorado.
Encontré una versión ilustrada.
*
4) Poesía: "The world is a beautiful place" de Lawrence Ferlinghetti (en español).
*
The world is a beautiful place
*
The world is a beautiful place
to be born into
if you don't mind happiness
not always being
so very much fun
if you don't mind a touch of hell
now and then
just when everything is fine
because even in heaven
they don't sing
all the time
*
The world is a beautiful place
to be born into
if you don't mind some people dying
all the time
or maybe only starving
some of the time
which isn't half bad
if it isn't you
*
Oh the world is a beautiful place
to be born into
if you don't much mind
a few dead minds
in the higher places
or a bomb or two
now and then
in your upturned faces
or such other improprieties
as our Name Brand society
is prey to
with its men of distinction
and its men of extinction
and its priests
and other patrolmen
*
and its various segregations
and congressional investigations
and other constipations
that our fool flesh
is heir to
*
Yes the world is the best place of all
for a lot of such things as
making the fun scene
and making the love scene
and making the sad scene
and singing low songs and having inspirations
and walking around
looking at everything
and smelling flowers
and goosing statues
and even thinking
and kissing people and
making babies and wearing pants
and waving hats and
dancing
and going swimming in rivers
on picnics
in the middle of the summer
and just generally
'living it up'
Yes
but then right in the middle of it
comes the smiling
*
mortician
* *
El mundo es un hermoso lugar
*
El mundo es un hermoso lugar
para nacer
si no te importa que la felicidad
no siempre sea
tan divertida
si no te importa una pizca de infierno
de vez en cuando
justo cuando todo está bien
porque ni en el paraíso
se canta
todo el tiempo
*
El mundo es un hermoso lugar
para nacer
si no te importa
que la gente muera
todo el tiempo
o quizás solo pase hambre
algunas veces
lo que no es tan terrible
si no te pasa a ti
*
Oh el mundo es un lugar hermoso
para nacer
si no te importan
unas pocas mentes muertas
en los puestos más altos
o una bomba o dos
de vez en cuando
sobre tu cara mirando hacia arriba
o algunos otros inconvenientes
de los que nuestra sociedad de Marca Prestigiosa
es víctima
con sus hombres de distinción
y sus hombres de extinción
y sus curas
y otros patrulleros
*
y sus varias segregaciones
y sus investigaciones parlamentarias
y otras constipaciones
de las que nuestra carne necia
es heredera
*
Sí, el mundo es el mejor de los lugares
para un montón de cosas
hacer la escena divertida
y hacer la escena de amor
y hacer la escena triste
y cantar canciones graves y tener inspiraciones
y pasear
mirándolo todo
oliendo flores
y tocando el culo a estatuas
y hasta pensando
y besando gente y
haciendo niños y usando pantalones
y despidiéndose con sombreros
y bailando
y nadando en ríos
en picnics
en medio del verano
y en general simplemente
"vivir a lo grande"

pero justo en medio de todo esto
viene el sonriente
*
funebrero
*
Para quien quiera ir leyendo durante la semana los textos del domingo que viene: Tirada 1 2 3 4 5
submitted by EnciclopedistadeTlon to argentina [link] [comments]


2015.12.08 18:33 timeiscoming [José Donoso] - Una Mujer

No recuerdo con certeza cuándo fue la primera vez que me di cuenta de su existencia. Pero si no me equivoco, fue cierta tarde de invierno en un tranvía que atravesaba un barrio popular. Cuando me aburro de mi pieza y de mis conversaciones habituales, suelo tomar algún tranvía cuyo recorrido desconozca y pasar así por la ciudad. Esa tarde llevaba un libro por si se me antojara leer, pero no lo abrí. Estaba lloviendo esporádicamente y el tranvía avanzaba casi vacío. Me senté junto a una ventana, limpiando un boquete en el vaho del vidrio para mirar las calles. No recuerdo el momento exacto en que ella se sentó a mi lado. Pero cuando el tranvía hizo alto en una esquina, me invadió aquella sensación tan corriente y, sin embargo, misteriosa, que cuanto veía, el momento justo y sin importancia como era, lo había vivido antes, o tal vez soñado. La escena me pareció la reproducción exacta de otra que me fuese conocida: delante de mí, un cuello rollizo vertía sus pliegues sobre una camisa deshilachada; tres o cuatro personas dispersas ocupaban los asientos del tranvía; en la esquina había una botica de barrio con su letrero luminoso, y un carabinero bostezó junto al buzón rojo, en la oscuridad que cayó en pocos minutos. Además, vi una rodilla cubierta por un impermeable verde junto a mi rodilla. Conocía la sensación, y más que turbarme me agradaba. Así, no me molesté en indagar dentro de mi mente dónde y cómo sucediera todo esto antes. Despaché la sensación con una irónica sonrisa interior, limitándome a volver la mirada para ver lo que seguía de esa rodilla cubierta con un impermeable verde. Era una señora. Una señora que llevaba un paraguas mojado en la mano y un sombrero funcional en la cabeza. Una de esas señoras cincuentonas, de las que hay por miles en esta ciudad: ni hermosa ni fea, ni pobre ni rica. Sus facciones regulares mostraban los restos de una belleza banal. Sus cejas se juntaban más de lo corriente sobre el arco de la nariz, lo que era el rasgo más distintivo de su rostro. Hago esta descripción a la luz de hechos posteriores, porque fue poco lo que de la señora observé entonces. Sonó el timbre, el tranvía partió haciendo desvanecerse la escena conocida, y volví a mirar la calle por el boquete que limpiara en el vidrio. Los faroles se encendieron. Un chiquillo salió de un despacho con dos zanahorias y un pan en la mano. La hilera de casas bajas se prolongaba a lo largo de la acera: ventana, puerta, ventana, puerta, dos ventanas, mientras los zapateros, gasfíteres y verduleros cerraban sus comercios exiguos. Iba tan distraído que no noté el momento en que mi compañera de asiento se bajó del tranvía. ¿Cómo había de notarlo si después del instante en que la miré ya no volví a pensar en ella? No volví a pensar en ella hasta la noche siguiente. Mi casa está situada en un barrio muy distinto a aquel por donde me llevara el tranvía la tarde anterior. Hay árboles en las aceras y las casas se ocultaban a medias detrás de rejas y matorrales. Era bastante tarde, y yo ya estaba cansado, ya que pasara gran parte de la noche charlando con amigos ante cervezas y tazas de café. Caminaba a mi casa con el cuello del abrigo muy subido. Antes de atravesar una calle divisé una figura que se me antojó familiar, alejándose bajo la oscuridad de las ramas. Me detuve observándola un instante. Sí, era la mujer que iba junto a mí en el tranvía de la tarde anterior. Cuando pasó bajo un farol reconocí inmediatamente su impermeable verde. Hay miles de impermeables verdes en esta ciudad, sin embargo no dudé de que se trataba del suyo, recordándola a pesar de haberla visto sólo unos segundos en que nada de ella me impresionó. Crucé a la otra acera. Esa noche me dormí sin pensar en la figura que se alejaba bajo los árboles por la calle solitaria. Una mañana de sol, dos días después, vi a la señora en una calle céntrica. El movimiento de las doce estaba en su apogeo. Las mujeres se detenían en las vidrieras para discutir la posible adquisición de un vestido o de una tela. Los hombres salían de sus oficinas con documentos bajo el brazo. La reconocí de nuevo al verla pasar mezclada con todo esto, aunque no iba vestida como en las veces anteriores. Me cruzó una ligera extrañeza de por qué su identidad no se había borrado de mi mente, confundiéndola con el resto de los habitantes de la ciudad. En adelante comencé a ver a la señora bastante seguido. La encontraba en todas partes y a toda hora. Pero a veces pasaba una semana o más sin que la viera. Me asaltó la idea melodramática de que quizás se ocupara en seguirme. Pero la deseché al constatar que ella, al contrario que yo, no me identificaba en medio de la multitud. A mí, en cambio, me gustaba percibir su identidad entre tanto rostro desconocido. Me sentaba en un parque y ella lo cruzaba llevando un bolsón con verduras. Me detenía a comprar cigarrillos, y estaba ella pagando los suyos. Iba al cine, y allí estaba la señora, dos butacas más allá. No me miraba, pero yo me entretenía observándola. Tenía la boca más bien gruesa. Usaba un anillo grande, bastante vulgar. Poco a poco la comencé a buscar. El día no me parecía completo sin verla. Leyendo un libro, por ejemplo, me sorprendía haciendo conjeturas acerca de la señora en vez de concentrarme en lo escrito. La colocaba en situaciones imaginarias, en medio de objetos que yo desconocía. Principié a reunir datos acerca de su persona, todos carentes de importancia y significación. Le gustaba el color verde. Fumaba sólo cierta clase de cigarrillos. Ella hacía las compras para las comidas de su casa. A veces sentía tal necesidad de verla, que abandonaba cuanto me tenía atareado para salir en su busca. Y en algunas ocasiones la encontraba. Otras no, y volvía malhumorado a encerrarme en mi cuarto, no pudiendo pensar en otra cosa durante el resto de la noche. Una tarde salí a caminar. Antes de volver a casa, cuando oscureció, me senté en el banco de una plaza. Sólo en esta ciudad existen plazas así. Pequeña y nueva, parecía un accidente en ese barrio utilitario, ni próspero ni miserable. Los árboles eran raquíticos, como si se hubieran negado a crecer, ofendidos al ser plantados en terreno tan pobre, en un sector tan opaco y anodino. En una esquina, una fuente de soda oscura aclaraba las figuras de tres muchachos que charlaban en medio del charco de luz. Dentro de una pileta seca, que al parecer nunca se terminó de construir, había ladrillos trizados, cáscaras de fruta, papeles. Las parejas apenas conversaban en los bancos, como si la fealdad de la plaza no propiciara mayor intimidad. Por uno de los senderos vi avanzar a la señora, del brazo de otra mujer. Hablaban con animación, caminando lentamente. Al pasar frente a mí, oí que la señora decía con tono acongojado: -¡Imposible! La otra mujer pasó el brazo en torno a los hombros de la señora para consolarla. Circundando la pileta inconclusa se alejaron por otro sendero. Inquieto, me puse de pie y eché a andar con la esperanza de encontrarlas, para preguntar a la señora qué había sucedido. Pero desaparecieron por las calles en que unas cuantas personas transitaban en pos de los últimos menesteres del día. No tuve paz la semana que siguió de este encuentro. Paseaba por la ciudad con la esperanza de que la señora se cruzara en mi camino, pero no la vi. Parecía haberse extinguido, y abandoné todos mis quehaceres, porque ya no poseía la menor facultad de concentración. Necesitaba verla pasar, nada más, para saber si el dolor de aquella tarde en la plaza continuaba. Frecuenté los sitios en que soliera divisarla, pensando detener a algunas personas que se me antojaban sus parientes o amigos para preguntarles por la señora. Pero no hubiera sabido por quién preguntar y los dejaba seguir. No la vi en toda esa semana. Las semanas siguientes fueron peores. Llegué a pretextar una enfermedad para quedarme en cama y así olvidar esa presencia que llenaba mis ideas. Quizás al cabo de varios días sin salir la encontrara de pronto el primer día y cuando menos lo esperara. Pero no logré resistirme, y salí después de dos días en que la señora habitó mi cuarto en todo momento. Al levantarme, me sentí débil, físicamente mal. Aun así tomé tranvías, fui al cine, recorrí el mercado y asistí a una función de un circo de extramuros. La señora no apareció por parte alguna. Pero después de algún tiempo la volví a ver. Me había inclinado para atar un cordón de mis zapatos y la vi pasar por la soleada acera de enfrente, llevando una gran sonrisa en la boca y un ramo de aromo en la mano, los primeros de la estación que comenzaba. Quise seguirla, pero se perdió en la confusión de las calles. Su imagen se desvaneció de mi mente después de perderle el rastro en aquella ocasión. Volví a mis amigos, conocí gente y paseé solo o acompañado por las calles. No es que la olvidara. Su presencia, más bien, parecía haberse fundido con el resto de las personas que habitan la ciudad. Una mañana, tiempo después, desperté con la certeza de que la señora se estaba muriendo. Era domingo, y después del almuerzo salí a caminar bajo los árboles de mi barrio. En un balcón una anciana tomaba el sol con sus rodillas cubiertas por un chal peludo. Una muchacha, en un prado, pintaba de rojo los muebles del jardín, alistándolos para el verano. Había poca gente, y los objetos y los ruidos se dibujaban con precisión en el aire nítido. Pero en alguna parte de la misma ciudad por la que yo caminaba, la señora iba a morir. Regresé a casa y me instalé en mi cuarto a esperar. Desde mi ventana vi cimbrarse en la brisa los alambres del alumbrado. La tarde fue madurando lentamente más allá de los techos, y más allá del cerro, la luz fue gastándose más y más. Los alambres seguían vibrando, respirando. En el jardín alguien regaba el pasto con una manguera. Los pájaros se aprontaban para la noche, colmando de ruido y movimiento las copas de todos los árboles que veía desde mi ventana. Rió un niño en el jardín vecino. Un perro ladró. Instantáneamente después, cesaron todos los ruidos al mismo tiempo y se abrió un pozo de silencio en la tarde apacible. Los alambres no vibraban ya. En un barrio desconocido, la señora había muerto. Cierta casa entornaría su puerta esa noche, y arderían cirios en una habitación llena de voces quedas y de consuelos. La tarde se deslizó hacia un final imperceptible, apagándose todos mis pensamientos acerca de la señora. Después me debo de haber dormido, porque no recuerdo más de esa tarde. Al día siguiente vi en el diario que los deudos de doña Ester de Arancibia anunciaban su muerte, dando la hora de los funerales. ¿Podría ser?... Sí. Sin duda era ella. Asistí al cementerio, siguiendo el cortejo lentamente por las avenidas largas, entre personas silenciosas que conocían los rasgos y la voz de la mujer por quien sentían dolor. Después caminé un rato bajo los árboles oscuros, porque esa tarde asoleada me trajo una tranquilidad especial. Ahora pienso en la señora sólo muy de tarde en tarde. A veces me asalta la idea, en una esquina por ejemplo, que la escena presente no es más que reproducción de otra, vivida anteriormente. En esas ocasiones se me ocurre que voy a ver pasar a la señora, cejijunta y de impermeable verde. Pero me da un poco de risa, porque yo mismo vi depositar su ataúd en el nicho, en una pared con centenares de nichos todos iguales.
submitted by timeiscoming to LatinxShortFiction [link] [comments]


2015.03.02 13:43 angelllcp Podemos y Nazismo, comparados en este artículo. Cuantas cabezas poco amuebladas

Encuentro este artículo y no doy crédito, no puedo creer lo que leo, pero está etiquetado como Historia... Impresionante, no tengo palabras para tanta estupidez. Os dejo alguno de los párrafos, al final el enlace completo.
Nota: no he visto este artículo comentado antes, si es así ya podéis borrar este post.
-Es inevitable no encontrar bastantes semejanzas entre aquellas luchas internas de 1921 y la Asamblea General de Podemos del 2014 para elegir al Secretario General y otros miembros de la directiva del partido. También fue muy reñida, entre otras cosas por el afán de Pablo Iglesias de controlar absolutamente un Partido del que se siente "alma mater". Su dominio mediático, su fácil verborrea tan etérea como demagógica y la retirada de algunos de sus principales opositores (el eurodiputado Pablo Echenique) supusieron su aplastante victoria con más del 88% de los votos y la ocupación de los puestos de dirección estratégica por miembros de su fiel guardia pretoriana. Pero dejemos a Pablo y volvamos a Adolf.
-Hitler fue liberado el 20 de diciembre de 1924 tras cumplir nueve meses de su condena, un plácido periodo de tiempo que aprovechó para organizar sus ideas – de algún modo hay que llamar a sus elucubraciones- y escribir el Mein Kampf (Mi Lucha), un autentico best seller que le hizo rico, popular y financió parcialmente al partido. El libro era claro y en cuanto a la política interior Hitler afirmaba sin ambigüedad que el sistema de gobierno sería la dictadura. No mintió, como tampoco lo hacen en algunos aspectos desde Podemos.
-Aquel discurso en la cervecería en la que se había fraguado el Pusch fue la consolidación del "Fuhrerprinzip". Desde entonces el Partido ya no admitió debate ideológico interno, ya que la visión de Hitler era la posición del Partido. Viene al caso recordar las palabras de Pablo Iglesias, candidato a liderar Podemos en noviembre de 2014, cuando amenazó a su electorado con una eventual dimisión en caso de perder las elecciones frente a los críticos: "Aquel que pierde una propuesta no puede gestionar una idea que no comparte", aseguró durante un mitin de Syriza en Grecia.
-El temperamento exaltado de Hitler suscitó que en ese primer discurso público calificara al Estado, a los judíos y a los marxistas de ser "el enemigo" (una frase comodín muy empleada por quien aspira al poder absoluto y también por Podemos). -ras aquel discurso el Estado bávaro volvió a prohibirle hablar en público durante dos años. Desde entonces pasó la mayor parte de su tiempo en Obersalzberg, escribiendo la segunda parte de Mein Kampf y trabajando como propagandista y organizador. Fue en estos años cuando organizó el NSDAP a nivel nacional y empezó a crear agrupaciones de todo tipo dentro del Partido ¿No resulta ligeramente familiar con los Círculos Podemos? Pronto se crearon las Juventudes Hitlerianas y la Liga de Muchachas Alemanas, se establecieron organizaciones en Austria, Checoslovaquia, el Sarre y la Ciudad Libre de Danzig. Se organizaron las SS como una subdivisión de las SA; sus miembros debían realizar un juramento de lealtad especial hacia Hitler y pronto se distinguieron por ser más fieles y eficaces que los embrutecidos "camisas pardas".
http://www.libertaddigital.com/cultura/2015-02-28/asi-se-toma-el-poder-el-discurso-de-hitler-del-27-de-febrero-de-1925-1276541856/
submitted by angelllcp to podemos [link] [comments]


LUCHO GATICA - LAS MUCHACHAS DE LA PLAZA ESPAÑA - YouTube LAS MUCHACHAS CAMBIÁNDOSE DE ROPA EN HOTEL MARISOL - YouTube CHICA QUITANDOSE LA ROPA - YouTube Ropa interior para mujeres  Mdl: lilliluxe IDEAS 💡 - YouTube La Liga de las Muchachas (1950) Elsa Aguirre - Miroslava ... Quitarse La Ropa Challenge 😍🍓 - YouTube Chicas en ropa interior deportiva #tocshow - YouTube Luis y Julián Jr. - Las muchachas de estos tiempos (Video ... Tierna jovencita quitandose la ropa♥🔥 HOT🔥 - YouTube LAS CHICAS MAS VOLUPTUOSAS  CADERONAS 55 - YouTube

Camisas de las muchachas de la Escuela de Encaje Blusas ...

  1. LUCHO GATICA - LAS MUCHACHAS DE LA PLAZA ESPAÑA - YouTube
  2. LAS MUCHACHAS CAMBIÁNDOSE DE ROPA EN HOTEL MARISOL - YouTube
  3. CHICA QUITANDOSE LA ROPA - YouTube
  4. Ropa interior para mujeres Mdl: lilliluxe IDEAS 💡 - YouTube
  5. La Liga de las Muchachas (1950) Elsa Aguirre - Miroslava ...
  6. Quitarse La Ropa Challenge 😍🍓 - YouTube
  7. Chicas en ropa interior deportiva #tocshow - YouTube
  8. Luis y Julián Jr. - Las muchachas de estos tiempos (Video ...
  9. Tierna jovencita quitandose la ropa♥🔥 HOT🔥 - YouTube
  10. LAS CHICAS MAS VOLUPTUOSAS CADERONAS 55 - YouTube

Jjaajja para los PUERCOS un clásico ¡Suscríbete a este canal, ve los capítulos completos y todos los mejores momentos de Toc Show! Estrenos: De Lunes a Viernes a las 23:45hrs en UCV Televisión ... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Women's underwear shown by the beautiful model Lili Luxe. The best lingerie for ladies collected in this video for women SUBSCRIBE TO MY CHANNEL HERE: https:... para contrataciones: monterrey, n.l. tels. (81) 1873-8066 / (81) 1873-8067 whatsapp: (81) 2640-8822 ----- usa tels. (281) 733-4748 / (832) 577-0539 ----- e... Una mujer llamada 'Doña Remedios' (Consuelo Guerrero de Luna), con la ayuda de 'Celestina' (Magda Donato), funda una liga femenina para luchar contra la tira... Visita mi canal en Dailymotion para apoyarme y sin tanta censura https://bit.ly/323w7oH Visita mi blog para ver un poco más, resultados a nivel físico. https... 👉 Mi reacción a Quitarse La Ropa Challenge el nuevo reto viral de tik tok Y musical.ly en CHINA !!! Suscribete aqui https://goo.gl/8PazrM ( ‿ ) 📷Instagram:... LIKE👍 COMPARTE /Y NO OLVIDES COMENTAR Suscríbete y no te pierdas ningún video de https://youtu.be/ygrJUXZVIMI SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES FACEBOOK ht...